Llegando a ser conforme al Corazón de Dios

Cuando Dios busca en la tierra líderes potenciales, no busca ángeles en carne humana. Con certeza no busca personas perfectas, puesto que no hay ninguna. Lo que busca es individuos como usted y como yo, hombres y mujeres de carne y hueso. Pero está buscando personas que tengan las mismas cualidades que Él halló en David. Dios busca hombres y mujeres “conforme a su corazón” (1 Samuel 13:14).

¿Que quiere decir ser una persona conforme al corazón de Dios? Quiere decir vivir la vida en armonía con el Señor. Lo que es importante para Él, es importante para uno. Lo que a Él le interesa, le interesa a uno. Cuando Él dice: “Ve a la derecha,” uno va a la derecha. Cuando Él dice: “Deja eso en tu vida,” uno lo deja. Cuando Él dice: “Esto está mal, y tienes que cambiar,” uno lo resuelve porque uno tiene el corazón dedicado a Dios. Eso es cristianismo básico, bíblico.

Cuando uno es un hombre o mujer conforme al corazón de Dios, uno es profundamente sensible a las cosas espirituales. El segundo libro de Crónicas 16:9 lo explica de esta manera: “Porque los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para mostrar su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con Él” (Énfasis añadido).

¿Que es lo que Dios está buscando? Está buscando hombres y mujeres que tienen su corazón perfecto para con Él. Eso quiere decir que no hay armarios cerrados. Nada se ha barrido debajo de la cama. Eso quiere decir que cuando uno hace algo malo, lo admite y lo resuelve. Uno anhela complacer a Dios con las acciones. Uno se preocupa profundamente por los motivos detrás de las acciones. Dios no está buscando especímenes imponentes de humanidad. Está buscando siervos profundamente espirituales, genuinamente humildes, honestos hasta el tuétano, que tengan integridad.

Escuchen algunos de los sinónimos de la palabra hebrea que se traduce “integridad”: “completo, total, inocente, teniendo sencillez de vida, integral, sólido, sin estorbos.” Es lo que uno es cuando nadie lo está viendo. Vivimos en un mundo que dice, de muchas maneras: “Si simplemente das una buena impresión, eso es todo lo que importa.” Pero usted nunca será un hombre o mujer de Dios si esa es su filosofía. Nunca. No se puede fingir ante el Todopoderoso. Él no se impresiona con lo externo. Él siempre enfoca las cualidades internas, como el carácter y el corazón; esas cosas cuyo cultivo exige tiempo y disciplina.

Los tiempos peligrosos han llegado. Es nuestra responsabilidad obedecer las órdenes de marcha y mostrarles a otros el amor de Cristo. Siga el modelo de los fieles. Manténgase en la verdad de la Biblia. Proclame el mensaje de Cristo. Mantenga una vida ejemplar. Charles R. Swindoll
Compartir Compartir:

Entradas Similares Interesantes:
 

Copyright 2008-2015 All Rights Reserved | Portal Evangélico Sitio de Esperanza | Derechos Reservados