Historia del símbolo cristiano del pez


El símbolo del pez es una profesión de fe abreviada en una sola palabra. La palabra pez en el griego clásico se dice Ichthys, y para los cristianos formaban un acróstico con las palabras Iesous CHristos THeous Uios Soter, o sea Jesús Cristo Hijo de Dios Salvador.

La inicial de cada una de estas palabras forma la palabra griega que significa pez, y se ha vuelto a usar mucho en esta segunda parte del siglo XX.

El primero en mencionarlo es Clemente de Alejandría (150-215). Tertuliano (160-220) también hace referencia a él: "Nosotros somos pececillos y Cristo nuestro gran pez". Este símbolo se encuentra en forma de un rústico dibujo sobre las tablas fúnebres, esculpido en los sarcófagos, moldeado en las lámparas, grabado en anillos y sellos, tallado en marfil, nácar y piedras preciosas y fundido en bronce y vidrio. Aparece a menudo junto con otros emblemas cristianos, tales como el ancla o la paloma, como indicación de que el fallecido descansa en Cristo con esperanza y paz.

A veces, el pez lleva en la boca una corona, que quizá sea una alusión a la corona que Cristo dará a sus seguidores fieles.

Dentro de este símbolo se encuentra envuelto lo que significaba el Señor Jesucristo para los creyentes de los primeros tres siglos. El era su divino Salvador, su esperanza, su todo. Con hermosa brevedad y claridad expresa la fe de ellos en el Hijo de Dios, como Dios y como Salvador.

En los primeros siglos de nuestra era, los cristianos fueron perseguidos primero por la religión judía, de la cual procedían y luego por la Roma Imperial que se ensañó contra la nueva "secta religiosa". La persecusión se dio durante el reinado de varios de los emperadores entre los cuales destaca el de Nerón por su crueldad contra los cristianos. Era pues esta, una época en la cual no era muy sabio para un creyente en Cristo proclamar su fe abiertamente. En muchas ocasiones tenían que vivir su fe de forma secreta, de hecho las reuniones de cristianos para rendir culto a Dios se llegaron a realizar en lugares secretos y hasta en cuevas. Obviamente, en el momento que se les demandaba dar razón de su fe, lo hacían con valentía y prueba de ello son la cantidad de mártires de esa época, pero muchos trabajaron en la clandestinidad.

En griego, (el idioma en el cual fue escrito el Nuevo Testamento), las iniciales de la frase: Jesus Cristo Hijo de Dios Salvador, formaban la palabra PEZ. Se dice pues, que cuando un cristiano quería identificarese con otro que podría ser de su misma fe, formaba el símbolo del pescadito en la arena, llegando a ser algo así como un símbolo de identificación secreto conocido sólo por los cristianos.

El significado más extendido del pez como símbolo es su palabra griega: “ICHTHYS” cuyas letras representan las iniciales de la frase “Iesous Christos Theou Yios Soter”, que significa:

Iesous: Jesús;
Christos: Cristo;
Theou: Dios;
Yios: Hijo;
Soter: Salvador.

El significado: “Jesús, Cristo, Hijo de Dios, Salvador”
Compartir Compartir:

Entradas Similares Interesantes:
 

Copyright 2012 All Rights Reserved | Portal Evangélico Tiempo de Esperanza | Derechos Reservados