Lineamientos bíblicos para tener citas con alguien

Dios desea lo mejor para nosotros en cada área de nuestras vidas. Esto incluye las relaciones con el sexo opuesto. Debemos tener citas cuando buscamos amistad y diversión, desarrollar nuestra personalidad y seleccionar un compañero, no por el hecho de buscar seguridad o popularidad.

No permitas que la presión de tus compañeros te oblige a involucrarte en citas que no son apropiadas. Date cuenta que más del 50% de las muchachas y más del 40% de los jóvenes nunca tienen una cita durante la Prepa. La Biblia nos da algunos principios muy claros para guiarnos al hacer una decisión acerca de las citas.

Cuida tu corazón.
La Biblia nos dice que debemos ser muy cuidadosos al abrir nuestro corazón, ya que esto influye todas las demás áreas de nuestra vida.

"Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida." (Proverbios 4:23)

Dime con quién andas y te diré quien eres.
Tenemos la tendencia a parecernos a las personas con las que andamos. Este principio se relaciona de manera cercana al primero y es igual de importante que éste en las citas y amistades.

"No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres." (1 Corintios 15:33)

Los cristianos solo deben salir con otros cristianos.
Aunque es correcto que los cristianos tengan amigos que no sean cristianos, aquellos que se encuentran cerca de nuestro corazón deben ser creyentes maduros que buscan seguir a Cristo en su vida.

"No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?" (2 Corintios 6:14).

Realmente es amor?
1 Corintios 13:4-7 nos define el verdadero amor. Pregúntate a ti mismo:

¿Son pacientes el uno con el otro?
¿Son amables el uno con el otro?
¿Nunca hay envidias entre ustedes?
¿Nunca hacen alarde de algo o de ustedes mismos?
¿Su relación se caracteriza por la humildad?
¿Nunca son rudos el uno con el otro?
¿No mira alguno solamente por sí mismo?
¿No se enojan fácilmente el uno con el otro?
¿No llevan un registro de los errores?
¿Se tratan con siempre con la verdad?
¿Se protegen el uno al otro?
¿Confían el uno en el otro?

Si respondiste "sí" a estas preguntas, entonces 1Corintios 13 dice que verdaderamente tienes una relación de amor. Si contestaste “no” a cualquiera de las preguntas anteriores, entonces probablemente debes discutir esos asuntos con tu compañero o compañera.

¿Qué tan lejos es demasiado lejos?

Muchos estudiantes se preguntan "¿Qué tan lejos debo llegar en una cita?" Aquí hay algunos principios que te ayudarán a decidir cuál es el comportamiento adecuado en una cita.

1. Las situaciones en las que me involucro, ¿incitan la inmoralidad sexual o me ayudan a impedirla?
1 Corintios 6:18 dice: "Huid de la fornicación." No podemos hacer esto si nos tentamos a nosotros mismos por falta de cuidado.

2. ¿Qué clase de reputación tiene mi cita en potencia?
Cuando aceptas una cita, estas diciendo en escencia: "Mis valores son los mismos que los tuyos." Esto puede llevarte a una situación que pudas lamentar después. Recuerda que 1 Corintios 15:33 dice "las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres".

3. ¿Habrá alguna presión para ingerir alcohol o drogas?
No comprometas tus valores por una cita.

4. ¿Atraigo al tipo de persona equivocado?
Asegurate de que el mensaje que mandas con tus acciones no atrae a personas que te llevarán a comprometer tus valores.

5. ¿Me doy cuenta de que el pecado se comete primero en el corazón?
Mateo 5:28 dice: "Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón."

6. ¿Vas al lugar correcto cuando tienes una cita?
Muchas buenas intenciones se olvidan porque la oportunidad y la tentación eran demasiado grandes.

7. ¿Estoy haciendo algo para estimular el deseo sexual?
No te involucres en ningún tipo de contacto impuro que sea sexualmente motivado, como acariciarse.

Si ya llegaste demasiado lejos, ¿por qué parar?

Dios perdona.
1 Juan 1:9 nos dice que Dios es fiel y justo para perdonar nuestros pecados si los confesamos. Puedes volver a comenzar con Dios en el momento que lo desees.

Dios es santo.
Su palabra dice que el pecado sexual es malo, y que El conoce lo que es mejor.

Dios cuida.
Dios sabe que el llegar muy lejos antes del matrimonio tiende a deshacer las parejas y da como resultado matrimonios menos felices. El sabe que la mayoría de los chicos no desean casarse con una muchacha que ha tenido intimidad con alguien más. Autor: Dawson McAllister.
Compartir Compartir:

Entradas Similares Interesantes:
 

Copyright 2008-2015 All Rights Reserved | Portal Evangélico Sitio de Esperanza | Derechos Reservados