Aflicción y Depresión: Grandes difencias

Aflicción es la respuesta emocional y física a una pérdida importante, como la muerte de una persona amada, el final de una relación, residir en una nueva ciudad, un cambio en la salud o la muerte de una mascota. La aflicción es el proceso de aceptar la pérdida y conformarse. Requiere un tiempo prolongado y es un trabajo arduo. La aflicción es un camino privado diferente para cada persona.

En muchas formas, la aflicción y la depresión son similares. Comparten muchos signos y síntomas incluyendo sentimientos de tristeza, falta de interés en actividades generalmente agradables, problemas con el sueño y la alimentación, irritabilidad y dificultades sexuales y para concentrarse. Otros síntomas que pueden presentarse cuando hay aflicción son una sensación de confusión o desorientación, dolores de cabeza u otras molestias físicas, como enojo, resentimiento o amargura y alejamiento de actividades sociales.

Aunque la aflicción es una reacción normal y saludable, la depresión no lo es. Las diferencias entre aflicción y depresión son el tiempo que perduran los sentimientos y el grado al que se deterioran las actividades diarias. La depresión puede complicar a la aflicción en dos formas: causar síntomas a corto tiempo que son más graves que los que acompañan típicamente a la aflicción, y dar lugar a que los síntomas de aflicción sean más intensos y persistan más tiempo de lo normal.

Aparte del tiempo, no existe un tratamiento específico para la aflicción. El proceso de aflicción puede requerir un año o más. Durante este tiempo es importante rodearse de personas que apoyen. Si la aflicción es grave o dura más tiempo, puede complicarse con depresión. Los estudios sugieren que otra diferencia entre aflicción y depresión es la autodenigración. Las personas deprimidas con frecuencia tienen sentimientos de inutilidad, pero quienes están afligidas no suelen tenerlo.

¿Cómo se diferencia la aflicción de la depresión?

La depresión es más que un sentimiento de aflicción después de perder a alguien o algo que usted ama. La depresión clínica es todo un trastorno del cuerpo. Puede dominar la forma en que usted piensa y siente. Los síntomas de la depresión incluyen:

Un estado de ánimo triste, ansioso o “vacío” que no se va;
Pérdida de interés en lo que usted solía disfrutar;
Baja energía, fatiga, sentimiento de “lentitud;”
Cambios en los patrones de sueño
Pérdida de apetito; pérdida o ganancia de peso;
Problemas para concentrarse, recordar o tomar decisiones;
Sentimiento de rendición, o negatividad;
Sentimiento de culpa, inutilidad o desamparo
Pensamientos de muerte o suicidio o intentos de suicidio; y
Malestares y dolores recurrentes que no responden a tratamientos.

Si usted experimentó recientemente una muerte u otra pérdida, estos sentimientos pueden ser parte de una reacción normal de aflicción. Pero si estos sentimientos persisten y no hay un levantamiento en el estado de ánimo, pida ayuda.

Fuente: Banobras-salud
Compartir Compartir:

Entradas Similares Interesantes:
 

Copyright 2008-2015 All Rights Reserved | Portal Evangélico Sitio de Esperanza | Derechos Reservados