Ads Top

Reflexiones de Navidad - ¿Qué es tener una “Feliz Navidad”?

familia-feliz en Navidad

Un entrevistador de televisión estaba caminando en las calles de Tokio en la semana de la Navidad. Como en casi todo el mundo, las compras de Navidad son un grande éxito comercial en Japón. El entrevistador paró a una joven señora en la acera y preguntó: “¿Qué quiere decir la Navidad?”

Riéndose, ella contestó: “No sé. ¿Sería el día en que Jesús murió?” existía alguna verdad en su respuesta.

En los días actuales, lo mismo en los países cristianos, la Navidad parece una fiesta de muchos regalos, pero el único que no está presente es el Señor Jesús, la razón, es la conmemoración de la Navidad. Las casas están aderezadas de bolas coloridas, las mesas están colmadas de platos sabrosos, por todas partes son encontradas botellas de bebidas, todos se abrazan, cantan y bailan, todo es alegría. ¿Pero dónde está el dueño de la fiesta? ¿Dónde está el Salvador? ¿Dónde está el Señor que nació para darnos vida y vida en abundancia?

Parece que Cristo continúa relegado al pesebre de Belén, lejos de nuestros ojos, de nuestra casa, de nuestras vidas.

Pero no debe ser así. Jesús es lo único más importante de la Navidad, el motivo real de nuestra alegría.

La Navidad debe ser conmemorada con Jesús en el pesebre de nuestros corazones, en los colores de nuestra dicha, en la abundancia de nuestra adoración y obediencia. La fiesta es Jesús, la alegría es Jesús, las alabanzas son para Jesús, los abrazos son dados por causa de Jesús.

Que significa tener una “Feliz Navidad”? Ganar muchos regalos? ¿Comprar ropas nuevas? ¿Reformar la casa? Todo eso es apenas consecuencia de una “Feliz Navidad”.

Una “Feliz Navidad” existe cuando Jesús es el Señor y Salvador de nuestras vidas, el iluminador de nuestros lares, la guía de todas nuestras decisiones. Eso es tener una “Feliz Navidad”!

“Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor”. Lucas 2:10, 11.
Con tecnología de Blogger.