Ser temeroso o temerario

Una noche de tormenta, Temerario se disfraza para atemorizar a su novia Temerosa. Llega a su casa, toca la puerta y Temerosa sale abre la puerta y grita quedando como su nombre lo dice: Temerosa. Su novio Temerario se saca el disfraz y dice porque gritas ¿te doy miedo?

Temerosa responde: “no ya tengo mucho”…

El temor es algo que experimentamos muchas veces a lo largo de nuestra vida. El miedo y el horror queremos que sucedan solo en las películas. Pero la triste realidad, más temprano que tarde o más tarde que temprano nos vemos filmando y actuando en una película de terror. Cinta en la que el miedo y el suspenso es el principal protagonista. Y estas cintas de terror no tienen edad preferencial. Los sucesos del terror le llegan a un niño como también a un joven, el pánico existe en los adultos y también en los que están atravesando la vejez.

¿Usted tiene miedo de algo? ¿A que le tiene temor?
-A la violencia, a la guerra
-A los ladrones
-A la soledad
-Tiene temor perder el empleo
-Tiene miedo de una infidelidad o una traición
-Tiene temor una enfermedad terminal
-Tiene temor a la muerte

El temor siempre utilizará diferentes tipos de disfraces para llegar a nuestra vida.

Cuando el miedo toca las puertas de nuestra vida, la palabra de Dios nos enseña como vencer el temor:

En el amor no hay temor. El amor perfecto echa fuera el temor (1ra Juan 4,18)

Después de vencer el miedo con el amor, usted se ve envuelto en otros acontecimientos y lamentablemente ha vuelto a caer en el pánico. Si es así Dios tiene una buena noticia para usted:

No vuelvas a tener temor; tú no has recibido un espíritu de esclavo para recaer en el temor, sino que has recibido el espíritu propio de los hijos, que te permite gritar: ¡Abba! O sea: ¡Padre! (Romanos 8,15) Es decir cuando el miedo llegue a su vida, usted tiene como enfrentar esta situación simplemente tiene que decir ¡Padre ayúdame! ¡Dios mío acompáñame! ¡Dios hazme valiente!

Toda nuestra vida será una constante batalla contra el temor con sus diferentes disfraces.

Hablando de batallas estaba un General, este alentaba a sus soldados para atacar al enemigo, pero observa a uno de sus soldados temblando de miedo, se acerca al soldado y le dice despacio al oído:

“Tiene miedo que le quiten la vida”. El soldado temblando responde: “me podrán quitar la vida pero lo que nunca me van a quitar es el miedo”.

En la batalla de nuestra vida, nosotros también tenemos un General. Jesucristo se acerca a nuestro oído y nos dice: ¡Yo te quitare el miedo! Y con voz firme y segura dice: Esta es mi orden: Se valiente y ten animo; no tiembles ni tengas miedo; porque yo tu Señor y Dios estaré contigo dondequiera que vayas” (Josué 1,9) Amen
Compartir Compartir:

Entradas Similares Interesantes:
 

Copyright 2012 All Rights Reserved | Portal Evangélico Tiempo de Esperanza | Derechos Reservados