La historia del valor de los 50 dólares - Tú vales

Gonzalo y su amiga Rebeca estaban en una cafetería. Él le contaba sus angustias, depresiones y problemas. De pronto, Rebeca introdujo su mano en su bolso, sacó un billete y le dijo: "Gonzalo... ¿quieres este billete de 50 dólares?" Él, sorprendido le contestó: "Claro... ¿quién no lo quisiera?" Entonces Rebeca comenzó a doblar el billete hasta hacerlo una pequeña pelota, luego lo pisó repetidas veces y le preguntó: "Gonzalo... ¿Todavía quieres este billete de 50 dólares?"

"¡Por supuesto!" - le respondió.

Rebeca desdobló cuidadosamente el arrugado billete mientras le preguntaba: "¿Por qué quieres aún este billete sucio, arrugado y maltratado?"

Gonzalo le respondió: "No importa cuan sucio o arrugado esté, mientras no lo rompas, el billete conserva su valor."

Rebeca le dijo: "¡Exacto, ese es el punto! Aunque la vida te arrugue o pisotee, sigues siendo tan valioso como siempre lo has sido. ¡No debes pensar en cuan estropeado estás sino mas bien pensar en el hecho de cuanto vales!"

Gonzalo se quedó mudo pensando en aquellas sabias palabras. En su mente todavía daba vueltas aquella pregunta... ¿Cuánto vale mi vida?

Querido amigo o amiga ¿Cuánto vale tu vida?

** Por lo general, el precio de un artículo está dado por lo que estamos dispuestos a pagar por él. La Biblia dice que Dios considera tan valiosa tu vida y la mía, que no dudó en pagar el altísimo precio de la muerte de su único Hijo y el derramamiento de su sangre. 1° Pedro 1:19 dice que el precio de nuestra salvación fue la sangre preciosa de Cristo.
Compartir Compartir:

Entradas Similares Interesantes:
 

Copyright 2008-2015 All Rights Reserved | Portal Evangélico Sitio de Esperanza | Derechos Reservados