El día en que mi vida se detuvo

Te has sentido alguna vez como que tu vida se detuvo? Has pensado que la vida esta llena de posibilidades pero que no es para ti? Hay muchas personas que se encuentran detenidas en la vida, hay personas que no saben que hacer, que han sido abandonados por su pareja, que perdieron el trabajo, que estan endeudados, que todo le sale mal, que no tienen para comer, se sienten desperados lo unico que alcanzan a ver son problemas y mas problemas.

El destacado lider y escritor John C. Maxwell dice: “La gente no necesita cambiar sus problemas, sino sus perspectivas”. Creo particularmente que necesitamos cambiar nuestra manera de pensar de la vida, los problemas fueron hechos para resolverse, hasta la muerte tiene solucion porque si estas en Cristo debes saber que tienes vida eterna, entonces te pregunto: Por que haces que tu vida se detenga? Por que caer en un negativismo? Si tu piensas que algo va a salir mal de seguro va a salir mal.

La Biblia dice: “Lo que el impio teme, eso le vendrá; Pero a los justos les será dado lo que desean.” Proverbios 10:24.

Mi pregunta ahora: Que es lo que usted desea en la vida? Desea seguir detenido o desea seguir avanzando sin importar las crisis, los problemas y los fracasos? Le tengo una mala y una buena noticia, la mala es que los problemas siempre van a existir mientras vivas en esta tierra y la buena es que tu tienes la capacidad de salir adelante. Tu puedes elegir quedarte desplomado pensando que el mundo se acabo, llorando desconsoladamente, esperando a ver si tus amigos te ayudan en ese momento difícil o tambien puedes elegir buscar a Dios, buscar su sabiduria y buscar las oportunidades para mostrar las virtudes y los talentos que El te ha dado.

Alguien dijo: “La adversidad tiene el don de despertar talentos que en la prosperidad hubiesen permanecido durmiendo.”

Te dare algunas ideas que pueden ayudarte a que tu vida continue:

1. Piense en el fracaso como una enfermedad para la cual existe una vacuna. El hecho de fracasar no significa que eres un fracasado. Si fracasaste en un negocio no significa que no sirves para los negocios, igual se aplica a una relacion. Podemos aprender de los fracasos. Cuando aprendemos de ellos somos fuertes. “Porque siete veces cae el justo y se vuelve a levantar; pero los impios se hunden en la desgracia” Proverbios 24:16.

2. Considere la posibilidad de que aunque tarde en cumplirse el sueño un día va a cumplirse. No te desesperes, llenate de paciencia pero no te quedes quieto, persevera en tu mision de vida. La vida es un proceso y nunca nada grande se logro de inmediato, se requiere trabajo, tiempo, talento y tesoro. La mayoria de las personas quieren que las cosas se les solucione de inmediato cuando el problema lleva tiempo arraigado en su vida, hay que trabajar en nuestra vida primeramente y luego con la gente que me rodea. Considere ser una persona de fe, nunca es tarde para alcanzar sus sueños. Nunca es tarde para salvar su matrimonio, nunca es tarde para llegar a acuerdo con sus acreedores y cancelar sus deudas, nunca es tarde para comenzar e intentarlo de nuevo.

3. Quítese la etiqueta de perdedor o perdedora, evite caer en la autocompasion. La realidad es que todos fallamos, caemos, tropezamos y cometemos errores. Lo importante no es la caida sino cuantas veces te levantes. Las caidas son parte de nuestro aprendizaje a caminar, por supuesto que duelen pero no caigas en “pobrecito o pobrecita yo” “Soy un fracaso!” “Nadie me quiere”. “No me vuelvo a enamorar”. Practique el juego. Que tal…mi matrimonio es una bendicion, mi negocio esta creciendo, tengo excelentes amigos, soy un ganador, soy libre de deudas, coloquese la etiqueta de ganador.

4. Evite ser una persona reactiva, conviertase en una persona proactiva. La mayoria de las personas en los momentos de crisis su tendencia natural es a reaccionar, desarrollando sentimientos defrustracion y contrariedad, luego pasan a la duda y panico, quedando paralizados. La vida es 90% de como reacciono ante las circunstancias. Antes que reacciones con temor y ansiedad, actua dando pasos alentadores y audaces hacia adelante.

“No podemos dirigir al viento, ni nadie puede hacer que amanezca, pero si podemos ajustar las velas y disfrutar cada despertar.” Stephen Covey
Para ajustar las velas y disfrutar cada despertar haz lo siguiente:
Amate a ti mismo y suelta tu pasado (fracaso). Nada puedes hacer para cambiarlo, el pasado no vuelve. Lo que si puedes hacer es vivir el presente y anticipar el futuro. No vivas pensando en lo que pudo haber sido, valora la vida que tienes.

Fortalecete en las promesas de Dios. No te quejes de la situacion, deja de enfocarte en los problemas y busca las bendiciones que Dios te ha dejado en su Palabra. Adueñate de las promesas de Dios.

Hazte preguntas que te lleven a mejores elecciones. En vez de sentirte preocupado por los problemas, atemorizado por la situación que esta viviendo, tómese el tiempo para estudiar y analizar lo que está viviendo. Hazte preguntas tantas veces como quieras hasta que encuentres las respuestas que te ayude a elegir el futuro que deseas. ¿Qué haría Jesús en esta situación? ¿Qué puedo aprender de todo esto?

Busca las oportunidades y diseñe un plan de accion de cinco pasos. Cada dia sale el sol, asi que hoy es el mejor dia para comenzar de nuevo. La fe sin obras es muerta.

5. Recuerde, usted puede convertir el fracaso en un triunfo. El fracaso no as una condicion permanente. Es posible re-inventarse, aplicar la resiliencia. No importa lo que haya pasado, todo eso queda atrás tiene opciones y el poder de elegir. La clave es cultivar el arte de ver los problemas. Deje de vivir con la creencia de que esta ‘desamparado’, ‘arruinado’, que es ‘un fracaso’. Cambie todo eso por la idea de que esta listo para el trabajo, sus finanzas estan sanas, su familia es la mejor. Piense en actividad, movimiento; visualize: trabajo y servicio. Confia en que Dios esta contigo y vera que todo llega a realizarse.

Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con su proposito. Romanos 8:28 (NVI)
Finalmente, recuerde que la vida continua, la vida no se detiene, su corazon sigue latiendo, si quiere mejorar su vida debe avanzar, aun arriesgarse al fracaso., obtenga la vida que desea.
¡Viva la vida con entusiasmo!
Compartir Compartir:

Entradas Similares Interesantes:
 

Copyright 2012 All Rights Reserved | Portal Evangélico Tiempo de Esperanza | Derechos Reservados