Jesús en la Vía Dolorosa camino al Gólgota

Después de que Pilato no detuvo la condena, se manda a que Jesús fuese atado y enviado a morir: “Inmediatamente…le quitaron el manto, le pusieron sus vestidos, y le llevaron para crucificarle (Mt. 27:31). Es significativo que no diga que le quitaron también la corona de espinas.

Era la costumbre que el reo cargara con su madero hasta el lugar de la crucifixión. Aquí a Jesús le mandan a cargar el palo transversal de la cruz que se cree que pesaba unas 110 libras (Aprox. 50 kilos). Fue forzado a cargar el madero sobre su ya desgarrada y sangrienta espalda por un tramo de distancia de unos 600 metros… hacia el monte de La Calavera…por un terreno pedregoso, con subidas y bajadas. Aquí es donde aparece Simón de Cirene, quién solo cargó el madero de la Cruz y no los pecados que solo Cristo llevó hasta la cumbre del monte del Gólgota.

Es importante indicar que la Biblia jamás habla de “calvario" . El monte donde Cristo fue crucificado se llamaba “ monte de la calavera o Gólgota”. La palabra calvario se introdujo siglos después y se enquistó en nuestro lenguaje evangélico, “gracias” al dogma romanista del “vía crucis”
---
“Por la vía Dolorosa” Jesucristo salió desde el lugar donde los soldados se habían burlado camino al lugar de su muerte:

Juan 19:17 Tomaron, pues, a Jesús, y El salió cargando su cruz al sitio llamado el Lugar de la Calavera, que en hebreo se dice Gólgota,

En el camino, Jesús vio la gran multitud y predijo a ellas sobre el futuro, profecías que nos hablan de la destrucción de Jerusalén y el fin del mundo:

Lucas 27:27-32 Y le seguía una gran multitud del pueblo y de mujeres que lloraban y se lamentaban por El. 28 Pero Jesús, volviéndose a ellas, dijo: Hijas de Jerusalén, no lloréis por mí; llorad más bien por vosotras mismas y por vuestros hijos. 29 Porque he aquí, vienen días en que dirán: "Dichosas las estériles, y los vientres que nunca concibieron, y los senos que nunca criaron." 30 Entonces comenzarán A DECIR A LOS MONTES: "CAED SOBRE NOSOTROS"; Y A LOS COLLADOS: "CUBRIDNOS." 31 Porque si en el árbol verde hacen esto, ¿qué sucederá en el seco? 32 Y llevaban también a otros dos, que eran malhechores, para ser muertos con El.

El camino hacia la cruz, fue difícil. Jesús estaba tan débil a causa de los azotes y los golpes, de una noche sin dormir (falta de sueno) y sin comida después de la última cena que no podía cargar su cruz. Por eso llamaron a uno para ayudarle:

Mateo 27:31 Después de haberse burlado de El, le quitaron el manto, le pusieron sus ropas y le llevaron para crucificarle . 32 Y cuando salían, hallaron a un hombre de Cirene llamado Simón, al cual obligaron a que llevara la cruz.

La “Vía dolorosa de Cristo” aun no ha terminado: Los sufrimientos de Cristo en la cruz a beneficio de su Iglesia ya han sido completados. Jesús pagó la totalidad del precio de nuestro rescate y como tal somos libres de condenación. Sin embargo, todavía los incrédulos e inicuos siguen atormentando a Jesús, lo hacen persiguiendo su cuerpo que es la iglesia. Mientras estemos en este mundo “tendremos aflicción”, la vía dolorosa todavía continúa y no debemos quejarnos sino gozarnos de saber que las mismas aflicciones que sufrió Cristo en su cuerpo carnal también se cumplen en su cuerpo espiritual, la iglesia.

Colosenses 1:24 Ahora me alegro de mis sufrimientos por vosotros, y en mi carne, completando lo que falta de las aflicciones de Cristo, hago mi parte por su cuerpo, que es la iglesia
Los Sufrimientos de Cristo… 2 Corintios 1:5 Porque así como los sufrimientos de Cristo son nuestros en abundancia, así también abunda nuestro consuelo por medio de Cristo.

El Sufrimiento por la causa de Cristo no es casualidad sino parte de nuestro llamado y elección:

Filipenses 1:29 Porque a vosotros se os ha concedido por amor de Cristo, no sólo creer en El, sino también sufrir por El

Debemos ser ejemplo de verdaderos Cristianos y aun en medio del sufrimiento debemos dar gloria a Dios:

1 Pedro 4:16 Pero si alguno sufre como cristiano, que no se avergüence, sino que como tal glorifique a Dios.

2 Timoteo 3:12 Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución

La Vía Dolorosa de los Cristianos tendrá su fin cuando lleguemos al cielo. La Biblia no nos asegura ni garantiza estar libres de persecución en la tierra, pero llegará el momento cuando recibiremos paz, gozo y felicidad duradera. ¡AMEN!
Compartir Compartir:

Entradas Similares Interesantes:
 

Copyright 2008-2015 All Rights Reserved | Portal Evangélico Sitio de Esperanza | Derechos Reservados