Lecciones de la vida diaria para el Año Nuevo

Un año es como una joya que tiene 365 piedras preciosas hermosas. Toda joya valiosa necesita ser cuidada, guardada y disfrutada en la perspectiva correcta. Quizás preguntamos y cómo puedo tratar el tiempo como una joya. La Biblia lo dice así: ¡No seas necios sino sabios, aprovechando bien el tiempo porque los días son malos. Apóstol Pablo.

“Quién es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta sus obras en sabia mansedumbre” Santiago 3:13.

Mucha gente tiene una carrera desesperada por ser sabio, inteligente y entendido. Cada día están estudiando e inscribiéndose en curso para ser más sabios, pero no han aprendido las lecciones básicas de la vida. Ellos quieren aprender lecciones de libros, pero ignoran las lecciones de la vida diaria que Dios nos enseña y que tienen un valor profundo.

He aquí ocho lecciones más sencillas de la vida para este nuevo año, si las aprendes serás sabio.

1.- Dios es el primero en la vida, porque el principio de la sabiduría es el temor a Dios. Sin Dios nada podemos hacer. Él no es el último recurso cuando las cosas van mal, sino el primero para que todo salga bien en la vida. Jesús lo dijo cuando expresó esta declaración: “ Más Buscad primeramente el Reino de Dios y su justicia y todas las demás osas vendrán por añadidura”.

2.- Dios te ha regalado un cuerpo. Si te gusta ese cuerpo o lo odias, ese regalo Dios te lo dio por el resto de tu vida, de manera que es mejor que aprendas a amarlo ya convivir con él. No peleemos más con ese cuerpo y empecemos a ser agradecidos y buenos mayordomos del cuerpo que Dios nos ha dado cuidando la forma como comemos, lo limpiamos y lo vestimos. No olvidemos que nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo.

3.- Aprenderá lecciones en la vida. Uusted tendrá la oportunidad de aprender nuevas lecciones en la Universidad de la vida. Le gusten las lecciones o no, son lecciones y hay que aprenderlas. Esa lección será presentada una y otra vez de varias formas hasta que la aprendas. Solo cuando la hayas aprendido podrás pasar a la próxima lección. No hay atajos en esto, nos hay cursos gratis ni diplomas comprados en la vida. La Escuela de la vida es inclemente en esto.

4.- Aprendizaje de lecciones sin errores. Crecimiento es un proceso que implica errores, pero en la vida y con Dios esos errores se convierten en lecciones. Todos los que han logrado algo en la vida podrá decirnos cuantas veces no lo lograron. Cada detalle casi perdido se convierte en una piedra preciosa. El aprendizaje de lecciones es un proceso que no tiene fin. No existe parte de la vida que no contenga lecciones. Si usted está vivo, entonces todavía hay lecciones que aprender. La carrera de la vida es una carrera con un meta infinita.

5.- Los otros son espejos para tu vida. Usted no puede amar u odiar a nadie a menos que entiendas que lo que amas u odias es un reflejo de lo tuyo que amas u odias. Resentimiento, odio y amargura es la mejor forma de torturarnos a nosotros mismos. Es el poste donde terminamos ahorcados sin darnos cuenta que aquello o aquel que tanto odie no es sino el reflejo de o que no he trabajado dentro de mi.

6.- Haga de su vida algo que crece. Usted tiene todas las herramientas y recursos que Dios te ha dado para la formación de tu vida. Lo que tu hagas con esas herramientas determinará tu crecimiento, pero siempre la decisión es tuya. Dios ha puesto dentro de ti dones, capacidades, operaciones y ministerios. Esas son herramientas de Dios para la formación de tu vida.

7.- Disfruta lo que tienes y se fiel con tu aquí. No mires los campos ajenos que parecen más verdes, cuando el tuyo o que necesita en un poco más de diligencia. No te distraigas con el plato que le pusieron a tu vecino si tu estas en la misma mesa con él.
Tu plato quizás es el mismo o a lo mejor te sorprendieron con un plato mejor pero no lo has notado por mirar el ajeno.

8.- Las repuestas están en la Palabra de Dios. Cuando las dudas te asalten y la confusión te rodee busca las respuestas en la Palabra de Dios. La Biblia sigue siendo el manual del fabricante. Cuando lo hayas tratado todo y el asunto no se ha resuelto la respuesta aún está en la Palabra de Dios. Deja que Dios te hable, te enseñe y te guíe. Lámpara es a mis pies tu palabras y lumbrera a mi camino dijo el salmista.

Mira con alegría lo que Dios te tiene reservado en este nuevo año. No pierdas la fe. Practica estas lecciones y prepárate para ser mejor.

Tu vida está en las manos de Dios y él te ha dado sabiduría y entendimiento para administrar todo lo que él ha sembrado dentro de ti. Serafín Contreras
Compartir Compartir:

Entradas Similares Interesantes:
 

Copyright 2008-2015 All Rights Reserved | Portal Evangélico Sitio de Esperanza | Derechos Reservados