El cerebro de su hijo y su alimentación

“Y a ti te alimentaría con lo mejor del trigo; con miel de la peña te saciaría” (Salmo 81:16). Un enfoque natural de la nutrición. El abundante amor de Dios por su hijo comprende también el bendecir la vida del niño con comidas naturales y realmente sanas.
La mejor de las dietas es parte esencial de la cura bíblica para el DDA (Desorden de Déficit de Atención). La comida sana y nutritiva es uno de los principales componentes de su solución natural al DDA y al DHDA (Desorden de hiperactividad y déficit en la atención).

Una dieta para personas con DDAAunque la mayor parte del DDA no es causado de manera directa por la dieta, lo que su hijo come puede contribuir decisivamente a los problemas de aprendizaje y conducta.

Algunos investigadores creen que el DDA es causado por un desequilibrio en unas importantes sustancias químicas del cerebro llamadas “neurotransmisores”. La dieta puede mejorar fuertemente la cantidad y el funcionamiento de estos neurotransmisores. Por eso, una buena nutrición puede ayudar a mejorar tanto la conducta como el aprendizaje de los niños con DDA.

Estos neurotransmisores necesitan que se los rellene a diario. Por tanto, una nutrición diaria adecuada es algo especialmente crítico para estos niños.

El cuidado y la alimentación del cerebro

Hay varios neurotransmisores clave que son críticamente importantes para la concentración, el aprendizaje y la memoria. Estos neurotransmisores más importantes son la acetilcolina, la norepinefrina, la serotonina y la dopamina. Lo que come su hijo a diario forma estas sustancias químicas esenciales del cerebro. Veamos brevemente estas poderosas sustancias:

La acetilcolina es un neurotransmisor increíble, y es la principal sustancia química del cerebro para el pensamiento y la memoria. Es posible restaurar su nivel de acetilcolina en el cerebro en unas pocas horas, a base de comer ciertos nutrientes, como la lecitina. Las comidas más altas en acetilcolina son las siguientes:

• Yema de huevo
• Germen de trigo
• Poroto de soja
• Maní
• Productos de trigo integral

El poder cerebral de las proteínasLos alimentos altos en proteínas ayudan a formar los neurotransmisores llamados dopamina y norepinefrina. Estos proceden de los aminoácidos que se encuentran en las siguientes comidas altas en proteínas:

• Pescado
• Soja
• Aves
• Productos lácteos

Un buen desayuno
Los alimentos ricos en proteínas proporcionan una gran cantidad de ciertos aminoácidos que terminan convirtiéndose en su cuerpo en norepinefrina y dopamina, dos de las principales sustancias químicas que activan el cerebro. El desayuno debe ser la comida alta en proteínas más importante de todas.

Serotonina para tener un niño pacífico
Otro poderoso neurotransmisor es la serotonina. La serotonina da una sensación de bienestar y contentamiento, y ayuda a dormirse. Esta poderosa sustancia química se fabrica en el cuerpo a base de comer alimentos que contengan el aminoácido llamado triptofano. Si no come los alimentos correctos, su cuerpo no va a poder fabricar la cantidad adecuada de serotonina.

La manera más segura de obtener el triptofano es a base de fuentes dietéticas. He aquí una lista de alimentos ricos en esta poderosa sustancia química que activa el cerebro:

• Leche
• Productos lácteos
• Semillas de girasol
• Carne
• Bananas
• La mayoría de las comidas azucaradas y los almidones

Las comidas altas en triptofano tienden a sedar el cerebro, mientras que las ricas en tirosina y fenilalamina lo estimulan. Los niños necesitan más de estos aminoácidos que estimulan el cerebro durante la mañana y al mediodía, cuando necesitan concentrarse y aprender. En cambio, necesitan más triptofano en la tarde, cuando necesitan tranquilizarse y dormir.
Las ganas de comer carbohidratosComer carbohidratos como mucha fruta, vegetales ricos en almidón y alimentos azucarados, aumenta el nivel de serotonina. De hecho, las personas que sienten ganas de comer carbohidratos y azúcares, suelen tener necesidad la serotonina.
Los niños con DDA y DHDA que comen muchos carbohidratos y azúcares se van a manifestar menos atentos, más fáciles de distraer, más centrados en los problemas, más distraídos y más hiperactivos.

Entonces, suelen comer más azúcares y carbohidratos aún, lo cual complica más el problema. Los alimentos ricos en azúcar y carbohidratos en realidad sedan el cerebro, lo cual disminuye la actividad mental. Tomado del libro: La cura bíblica para el DDA y la hiperactividad.
Compartir Compartir:

Entradas Similares Interesantes:
 

Copyright 2008-2015 All Rights Reserved | Portal Evangélico Sitio de Esperanza | Derechos Reservados