Historia de los Gedeones Internacionales

Historia de los Gedeones Internacionales

En el otoño del año 1898, John H. Nicholson (1859-1946) de Janesville, Wisconsin, vino al Central Hotel en Boscobel, Wisconsin, para pasar allí la noche.

El hotel estaba completo, así que le sugirieron que comparta un cuarto doble con Samuel E. Hill (1867-1936) de Beloit, Wisconsin.
Los dos hombres pronto descubrieron que ambos eran cristianos, y que John Nicholson, cuando era una muchachito de 12 años, le había prometido a su madre que moría, que leería la Palabra del Dios y oraría todos los días. Había sido su costumbre por muchos años leer la Biblia antes de dormirse en la noche.

Hospedados en el hotel, tenían la tarde libre para charlar e inclinar sus rodillas ante Dios en manera conjunta. Así es que surgieron las primeras ideas de lo que más tarde se transformaría en una sociedad.

El 31 de mayo de 1899, organizaron en Beaver Dam, Wisconsin, un encuentro para reunir a comerciantes cristianos para conocerse, conversar sobre evangelismo personal, y el servicio unido para el Señor.
Decidieron convocar una reunión en Janesville, Wisconsin el 1 de julio de 1899, en el Y.M.C.A.

Solamente tres hombres estuvieron presentes en esa reunión: John H. Nicholson, Samuel E., Hill y Will J. Knights (1853-1940).

Se organizaron así: Hill como presidente, Knights como vice presidente, y Nicholson como secretario y tesorero.

Durante mucho tiempo pensaron en el nombre que debía dársele a la Asociación. Pidieron especialmente por esto. Después de realizar una oración, Knights se levantó de sus rodillas y dijo, “nos llamarán Gedeones.”

Leyó los sexto y séptimo capítulos de Jueces y demostró la razón de adoptar ese nombre.

Gedeón era un hombre que estaba dispuesto a hacer exactamente lo que Dios quisiera que él haga, sin importar su propio juicio en cuanto a los planes o los resultados.

La humildad, la fe, y la obediencia eran los grandes elementos de su carácter.

Este sería el estándar que la Asociación de Gedeones intentaría establecer en cada uno de sus miembros. Todo “gedeón” debería estar dispuesto para hacer la voluntad de Dios en cualquier momento, en cualquier lugar, y en cualquier manera que el Espíritu Santo conduzca.

Debido al hecho que los gedeones era hombres que viajaban casi todo el año, se presentó la necesidad de poder ser testigos más eficaces en los hoteles en donde pasaban gran parte de su tiempo.
Una sugerencia fue que se coloque una Biblia en el escritorio de la recepción de cada hotel, de modo que los huéspedes pudieran, previo registro, pedirla prestada si deseaban.
Mediante este mecanismo, podían ser testigos silenciosos del funcionamiento del programa en los restantes hoteles aún cuando ellos estuviesen en otra parte.

El asunto del “avance de las actividades”, como fue llamado, fue cuidadosamente considerado en la reunión de gabinete realizada en Chicago, el 19 de Octubre de 1907. Un administrador fue quien sugirió que los Gedeones equipe una Biblia para cada dormitorio de los hoteles en los Estados Unidos.
Él comentó, “en mi opinión, ésta no sólo estimularía el espíritu de cuerpo en cada miembro, además sería un acto de Gracia, enteramente en armonía con la misión divina de la asociación de Gedeones.”
Este plan fue adoptado por la convención en Louisville, Kentucky, en 1908.

Es interesante observar que la práctica de las iglesias de contribuir al Programa de Escrituras Gedeón se originó como iniciativa de un pastor.
Apenas dos meses después de la convención 1908 de Louisville, una convención del estado se reunió en Cedar Rapids, Iowa.

El Secretario Nacional Frank Garlick y el Sr. A.B.T. Moore se encontraron en una reunión de la “Ministerial Union”, y después de su programa preguntaron si el hermano Garlick podría dirigirse a los ministros acerca del trabajo de la asociación de Gedeones.

Garlick habló de la necesidad de distribuir la Biblia. Faltando 10 minutos para el cierre de la convención, propio pastor del Sr. Moore, Dr. E.R. Burkhalter, de la Primera Iglesia Presbiteriana, se presentó y habló al auditorio: “… Que las Biblias de los Gedeones se coloquen en todos los hoteles y locales y ésta la Unión sea responsable de los fondos.”

La propuesta fue aprobada unánimemente y designaron a un comité para repartir el costo a las iglesias, según las posibilidades de cada una de ellas.

Fundadores de Los Gedeones Internacionales:

Gedeones Internacionales         
      John H. Nicholson                      Samuel E. Hill                            Will J. Knights

Asi fue que la idea de los Gedeones se transformó en un amplio brazo para la actividad de la Iglesia. Y ésta fue el soporte inicial e impulso para la proyección de la visión hacia todo Estados Unidos y el resto del mundo.

En la actualidad, la Asociación Gedeones Internacionales extiende su presencia por todo el planeta, a través de la distribución de Biblias y Nuevos Testamentos editados en casi todos los idiomas.

“El sembrador es el que siembra la palabra” (Marcos 4:14)"
Compartir Compartir:

Entradas Similares Interesantes:
 

Copyright 2008-2015 All Rights Reserved | Portal Evangélico Sitio de Esperanza | Derechos Reservados