Los ocho remedios naturales para la salud

EL AIRE PURO

El oxígeno es esencial para la vida. Necesitamos aire puro para mantener nuestra salud.

Quizás ningún lugar de este planeta tenga una atmósfera ideal, pero sí hay sitios menos contaminados que otros, y podemos cuidar de que el aire que respiramos sea lo más puro posible.

1. Mantenga el aire circulando. Abra las ventanas completamente y deje que entre el aire en las habitaciones de su casa, en su oficina, etc.

2. Recuerde que siempre es preferible tener un poco de aire frío con oxigeno que un ambiente calefaccionado capaz de asfixiarnos.
--------------------------------------------------------------------------------

EL AGUA
El agua en nuestro cuerpo se encuentra tanto en las células de los tejidos como en el espacio que las rodea. La debida proporción de agua en estas dos zonas es esencial para mantener la salud.
2. Adopte el hábito de no ingerir bebidas con las comidas.

3. Beba diariamente abundante cantidad de agua (de seis a ocho vasos por lo menos).
Todas las funciones del organismo necesitan agua: cada tejido, órgano y sistema funciona en base a líquidos.
1. Comience cada jornada bebiendo agua pura; ayudará a que las funciones del cuerpo trabajen al máximo.
--------------------------------------------------------------------------------

LA LUZ DEL SOL
Durante milenios se ha sabido que la luz solar es mediadora de vida en nuestro planeta, ya sea en la tierna hoja que brota de una planta en desarrollo, o la maravillosa complejidad del cuerpo humano.
La vida no puede existir ni funcionar sin la luz solar.
1. Tome baños de sol evitando las horas del mediodía.
2. Aproveche las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde para dar una saludable caminata, respirando aire puro y disfrutando de la calidez del sol.
--------------------------------------------------------------------------------

EL REPOSO
Los hábitos correctos en cuanto al reposo contribuyen a la calidad e intensidad de la vida.
El descanso promueve la eficiencia mental y física, reanimando las defensas del organismo.
El uso sabio del reposo nos da salud y restauración.
Aparte tiempo para reposar, relajarse y recuperar las energías gastadas.
1. Dedique tiempo a su familia.
2. Descanse un día por semana de las actividades habituales (Exodo 20:8-11).
--------------------------------------------------------------------------------

EL EJERCICIO
Todos sabemos que la actividad física nos hace bien, pero pocos nos damos cuenta de cuan absolutamente vital es para la conservación de la buena salud.
1. Podemos energizar el corazón y los pulmones por medio de la actividad física, además de ayudar a la digestión, relajar los músculos tensos y estimular en el cerebro la producción de endorfinas (sustancias que proveen una sensación de bienestar y aumentan la resistencia al dolor).
--------------------------------------------------------------------------------

LA ALIMENTACION
Todas las células y tejidos de nuestro cuerpo se forman por el alimento que ingerimos. El alimento es responsable de la estructura del cuerpo y cuando se lo combina con oxígeno es también su fuente de energía.
La percepción, la memoria y las complejas funciones de nuestro organismo son posibles debido a que nuestro cuerpo tiene enzimas, hormonas, genes, mensajeros químicos, neurotransmisores y una cantidad de otros componentes que son producidos en el cuerpo a partir del alimento que consumimos.
1. Un régimen vegetariano es el ideal para mantener la salud.
Si usted no es vegetariano no trate de realizar el cambio en forma abrupta, hágalo gradualmente por un período de varios meses.
Consuma verduras, frutas, cereales, tubérculos y legumbres, existe una gran variedad de cada una de ellas.
1. Procure que el desayuno sea la comida más abundante y la cena la más liviana.
2. Evite comer entre horas.
--------------------------------------------------------------------------------

LA TEMPERANCIA
La temperancia es el uso moderado e inteligente de todo lo bueno y la abstinencia de todo lo perjudicial.Si no hacemos caso de las leyes naturales de la salud deberemos pagar una alto precio: la pérdida de la libertad debido a alguna enfermedad.
--------------------------------------------------------------------------------

LA ESPERANZA Y CONFIANZA EN DIOS
La verdadera fe en Dios es confianza.
Si podemos reconocer que en el universo hay inteligencia y propósito, el paso lógico siguiente consiste en buscar a su Dios Diseñador.
Encontraremos seguridad para nuestra vida cuando descubramos que en el centro del universo hay amor y no una fuerza impersonal.
La confianza es lo único que nos proporciona seguridad y sensación de pertenecer. La esperanza es también nuestro mayor potencial de salud.
Compartir Compartir:

Entradas Similares Interesantes:
 

Copyright 2012 All Rights Reserved | Portal Evangélico Tiempo de Esperanza | Derechos Reservados