Reflexiones - La historia de mi vida

La carta terminaba así: “esta es la historia de mi vida, un error tras de otro, una tontería tras otra ¿y que resta? Solo harapos; pedazos que nadie puede juntar. La vida terminó para mi, ya no tengo futuro nadie más cree en mi todos me condenan”.

Quedé allí con la carta sobre la mesa mirando a través de la ventana de mi sala, y entonces me acordé de otra chica que vivió casi 2,000 años, su nombre María. Había hecho tantas cosas equivocadas en la vida, se había golpeado, se había herido tanto que nadie era capaz de creer que pudiera levantarse. Pero un día se encontró con Jesús y ese día marcó la diferencia.

Tu puedes haber vivido la vida más negra, puedes haber corrido muy, muy lejos de Dios, puedes haber descendido a las profundidades más oscuras. Pero si desde allí clamas a Jesús, el vendrá a tu encuentro, y cuando llegues a él tu pasado no existe más. El te declara una nueva criatura, te entrega una página en blanco, naciste de nuevo.
Compartir Compartir:

Entradas Similares Interesantes:
 

Copyright 2008-2015 All Rights Reserved | Portal Evangélico Sitio de Esperanza | Derechos Reservados