Cuando los padres se oponen al noviazgo

noviazgo NoviasUna vez un joven me escribió pidiéndome le aconsejara en un difícil momento de su vida. Algunos años atrás había conocido a una hermana en la fe de quien se enamoró. Luego de hablar con ella y de ponerse de acuerdo, entre los dos para ser oficialmente enamorados, decidieron hablar con sus respectivos padres. Los padres de la joven no aprobaron la relación de enamoramiento, aduciendo que su hija debía primero terminar sus estudios universitarios.

El joven entonces pensó que la falta de acuerdo de los padres de la joven se debía en realidad a un defecto físico que tiene y al hecho que no tiene un título universitario. Me preguntó si era opuesto a la voluntad de Dios que se casara con ella aun cuando los padres de ella no estaban de acuerdo. Entonces le referí estos prácticos consejos que ahora comparto con ustedes...

Permítame comenzar señalando que el enamoramiento o noviazgo es algo en lo cual no solo interviene la voluntad de los enamorados o novios. Un enamoramiento que agrada a Dios, debe comenzar con la aprobación de Dios. Es decir que se deben respetar los principios bíblicos para el enamoramiento y se debe orar mucho para buscar la voluntad de Dios en cuanto a ello.

Luego, es importante y necesario buscar el consejo de los ancianos o pastores de la iglesia. Estas personas han sido puestas por Dios en las iglesias locales para pastorear la grey. Es necesario por tanto pedir el consejo de ellos antes de entablar una relación de enamoramiento.

Después es necesario pedir el consejo de los padres. Tanto del joven como de la joven. Si la voluntad de Dios parece ser que la relación prosiga y no hay oposición de los ancianos o pastores y tampoco de los padres, entonces recién allí se debe iniciar la relación de enamoramiento propiamente dicha.

Usted debe saber que si Dios quiere que Usted se case con la joven de quien está enamorado, Dios mismo se encargará de que los ancianos o pastores apoyen la relación y que los padres tanto suyos como los de ella también apoyen la relación.

oponerse al noviazgoEn el caso de que los padres de la joven no estén de acuerdo con la relación, me daría la impresión que entonces Usted se ha apresurado al comenzar la relación de enamoramiento sin contar con la aprobación previa de los padres de ella. Esto traerá como consecuencia que la relación entre Ustedes dos no marche normalmente, porque tendrán que verse a escondidas de los padres de ella y lo peor, tendrán la conciencia manchada porque saben que están haciendo algo que no está bien del todo.

Si los ancianos, pastores o los padres, no están de acuerdo, lo menos que Ustedes deberían hacer es postergar la relación de enamoramiento, hasta que Dios cambie el corazón y la mente de los ancianos de la iglesia o de los padres para apoyar la relación de enamoramiento. Si eso nunca pasa, entonces Ustedes ya tienen la respuesta de Dios sobre esa relación. Significará simplemente que eso no es la voluntad de Dios.

En el supuesto de que los padres de la joven no aprobaran la relación de enamoramiento con Usted debido a algún defecto físico que Usted tenga o debido a que Usted no tiene un título universitario como ella, entonces le sugiero que con mucho tino y amor fraternal hable sobre eso con ellos. Quizá pueda hacerles notar que el valor de una persona no está dado por los rasgos físicos que posea ni por los títulos que se ostente. Recuerde el dicho: El hábito no hace al monje. El valor de la persona está dado por el carácter de la misma. Si Usted cultiva su carácter en el temor de Dios y es un hombre maduro en la fe y en la virtud cristiana, Usted es un hombre de gran valía. Trate de compartir este pensamiento con los padres de la joven.

Por último quisiera referirme acerca de si será la voluntad de Dios que Usted se case con ella aún en contra de la voluntad los padres de ella. Yo tengo mis reservas en cuanto a esto. La Biblia enseña a honrar a los padres por medio de la obediencia. Si la joven vive con sus padres, es imprescindible que ella les obedezca en todo, sin importar la edad que tenga. Yo le aconsejaría que siga orando y esperando en Dios. Espere al menos hasta que la joven termine de estudiar para ver si mientras tanto el Señor cambia la mente de los padres de la joven para que apoyen la relación de enamoramiento con Usted. Ore mucho. Puede ser que el Señor tenga diferentes planes para Usted y para ella. Recuerde que los planes del Señor siempre serán los mejores planes. El hombre puede tener buenos planes, pero los mejores planes son siempre los del Señor.
Compartir Compartir:

Entradas Similares Interesantes:
 

Copyright 2008-2015 All Rights Reserved | Portal Evangélico Sitio de Esperanza | Derechos Reservados