Cómo Enfrentar La Vida?

Creo que esta es una de las preguntas que más se hace la gente en nuestros días, enfrentar la vida es un asunto que se ha vuelto sumamente complicado. Lo que antes era posible hoy es cada vez más difícil y digo esto porque antes también era difícil pero ahora parece mucho más.

Tal vez en esto tenga mucho que ver que cada día buscamos que la vida sea más rápida y más fácil, de manera que cada vez tengamos menos que hacer y por consiguiente creemos que la vida es como un programa de computadora, que todo se hará por sí solo.

Enfrentar la vida a diario no es una dificultad es más bien una verdadera forma sana de vivir y una necesidad que si el ser humano no llena y no práctica puede que la vida ya no tenga ningún sentido y de allí al camino de la depresión es muy cercano.

La Biblia dice:
Eclesiastés 3:1 “Todo tiene su momento, y cada cosa su tiempo bajo el cielo: (BJ)

SI cada cosa debajo del cielo necesita su tiempo y debemos dedicarlo de esa manera, no podemos ahorrarnos el tiempo. Cada momento de la vida es importante de manera que de ellos nosotros podemos aprender. Hoy por hoy hasta la simple gripe queremos ahorrarnos y evitarla con algunos medicamentos, pero es más que sabido que el tiempo nos dará la fuerza para enfrentarla sin el medicamento que muchas veces no hace nada.

Seguimos leyendo en los textos siguientes.
Eclesiastés 3:2-8
“Su tiempo el nacer, y su tiempo el morir; su tiempo el plantar, y su tiempo el arrancar lo plantado.
Su tiempo el matar, y su tiempo el sanar; su tiempo el destruir, y su tiempo el edificar.
Su tiempo el llorar, y su tiempo el reír; su tiempo el lamentarse, y su tiempo el danzar.
Su tiempo el lanzar piedras, y su tiempo el recogerlas; su tiempo el abrazarse, y su tiempo el separarse.
Su tiempo el buscar, y su tiempo el perder; su tiempo el guardar, y su tiempo el tirar.
Su tiempo el rasgar, y su tiempo el coser; su tiempo el callar, y su tiempo el hablar.
Su tiempo el amar, y su tiempo el odiar; su tiempo la guerra, y su tiempo la paz.”

Nótese que tanto lo positivo como lo negativo tiene su tiempo y en ello es donde nosotros podemos vivir cada situación de manera que podemos conocer tanto uno como lo otro. Es importante aceptarlo y enfrentarlo y mucho más importante es pasar ese tiempo. Me he dado cuenta que los sinsabores de la vida producen en nosotros una verdadera madurez y nos preparan para llenarnos de sabiduría.

No estoy tratando de decirles que disfrutemos las dificultades, más bien digo vivamos esos tiempos y enfrentémoslo, son parte de la vida.

Pasos para enfrentarla.

Yo quiero darte una ayuda en esto que es para mí personalmente como cristian o una verdadera ayuda.

Debemos saber que las situaciones y los padecimientos los viven todas las personas en el mundo. Esto no es un consuelo de tontos es una verdadera realidad y veamos lo que dice la Biblia: (1 Pedro 5:9 sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo)

Debemos echar nuestra ansiedad sobre el Señor es decir tenemos aquí que ser verdaderamente confiados en que el Señor mismo tienen el control de la situación y por más que la misma sea difícil a él eso no le ha pasado de largo. ( 1 Pedro 5:7 "Echad toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros" )

Debemos en confianza y fe afrontar el asunto, es decir sabiendo que Dios va junto a nosotros y por más que todo parezca negro y negativo de alguna forma Dios está en este emprendimiento. (Hebreos 10:35 "No perdáis, pues, vuestra confia nza, que tiene una gran recompensa")

Debemos aceptar el resultado aun cuando este no sea el que esperamos y comenzar de nuevo, ya que a los hijos de Dios todas las cosas ayudan a bien. (Romanos 8:28 "Sabemos, además, que a los que aman a Dios, todas las cosas los ayudan a bien")

Debemos mirar la “misión de Dios” ¿a qué me refiero con esto? Es muy sencillo, nosotros sabemos, amigos y hermanos, que somos instrumentos en sus manos y que al que quiere Dios usa sin límites. La vida para el cristiano es una misión que Dios le entrega para que cumpla y si en verdad nos vemos dentro de esa película y propósito de Dios vamos a vivir de la manera más intensa, sabiendo que estamos en sus planes, o sea puede venir lo que sea, ¡Señor estoy aquí!

Tenemos que dejar algo siempre, para que otro lo vea y se contagie y sea bendecido. Al cumplir nuestra misión debemos dejar algo y aunque nuestra misión sea enfrentar un paso dur o nuestro resultado debe ser tal que digamos en Cristo todo lo puedo. Si yo sé que hay grandes pruebas en la vida, muy grandes, pero yo sé también que el Señor es grande y mucho más grande que esas mismas pruebas. ¡No puedo negar ni lo uno ni lo otro!

Consejos Importantes

NO te quejes de lo que tienes y mucho menos de lo que no tienes. “da gracias por todo”
NO culpes a nadie por lo que pasa. “enfréntalo y decide vencerlo”
NO renuncies por nada. ¡Esa oportunidad es solo tuya!

Lic. José Luis Malnis
Compartir Compartir:

Entradas Similares Interesantes:
 

Copyright 2012 All Rights Reserved | Portal Evangélico Tiempo de Esperanza | Derechos Reservados