El horóscopo y el cristiano en la actualidad

¿Sabía usted que el horóscopo es tan popular en el área deportiva, laboral, familiar, romántica como religiosa? Hay una curiosidad por el signo del zodiaco hasta en los hombres de negocios. Imagínese que hay personas que no salen de su casa sin antes haber consultado su horóscopo.

1. EN EL MUNDO DEPORTIVO

Hace un tiempo en un canal de televisión vimos como una bruja daba un vaticinio futbolístico. Con las cartas y los "astros" pronosticó quien seria el campeón de fútbol de ese país. Resultado, se equivocó. Aunque parezca esta nota increíble y exagerada, cada vez hay más adeptos al horóscopo deportivo. Los fanáticos quieren saber quien va a ganar para luego hacer sus apuestas en las tarjetas de apuestas deportivas, aun en contra de sus equipos favoritos. Conocer el futuro es una facultad que el hombre siempre ha buscado para ganar a sus rivales y jactarse de su "hazaña deportiva". Todavía esta gente no entiende que el futuro no esta en manos del hombre y menos de un horóscopo.

2. EN EL MUNDO LABORAL

En el mundo hipo circulan millones de revistas seculares y prácticamente en cada una encontramos una sección de horóscopos. Lo ultimo es orientar a los ejecutivos(as) para que les vaya bien en sus negocios. En estos, generalmente, el mensaje de los astrólogos es humanista, de exaltación al hombre y de un elogio seductor.

¿Por que? Porque así apelan al ego y al orgullo personal de sentirse superior a los demás. Así "trabajaran mejor" y lograran triunfos sobre triunfos. Lo irónico es que mientras se infla el orgullo humano, la persona se vuelve autosuficiente y prepotente.

La astrología logra así que Dios sea separado del trabajo y que el hombre logre éxito por sí mismo. No es malo que una persona sea positiva y productiva en su trabajo o profesión. El problema radica cuando la fuente de su entusiasmo son esos "mensajes positivos" dados por los "astros", los que tarde o temprano producirán frustración y depresión en su personalidad.

Esto como consecuencia de no lograr ser suficiente o igual a lo que describe el horóscopo.

3. EN EL MUNDO FAMILIAR

La familia pierde su real identidad cuando se deja influenciar por los astrólogos. Por medio del zodiaco se discrimina la personalidad de sus miembros, encajonándolos en doce categorías únicas. Dicho de otra manera, un hijo no se parece a sus padres sino a los signos afines. Una cómoda forma es echarle la culpa a los astros cuando los hijos son malos, o de excusarnos de su maldad por causa de nuestro descuido al educarlos. Otro ejemplo es cuando Alfredo culpa a su signo del zodiaco por su mal genio. O cuando Rosa culpa a los astros por su pereza. De allí que el horóscopo sea un invento del hombre para librarse de sus responsabilidades personales.

4. EN EL MUNDO SENTIMENTAL

También los horóscopos invaden el área sentimental con predicciones para los novios y para los cónyuges. Ahora en los periódicos circula el sexy horóscopo con una mujer desnuda y una "guía" sexual astral. De manera erótica y sin pudor, el sexy astrólogo invita a la relación sexual según lo dicten los astros. Lo mismo hacen aconsejando buscar novio o novia según la afinidad de los signos. Especialmente los jóvenes buscan estas recomendaciones con avidez, y muchos han caído en la sutil trampa de los astrólogos de pretender encontrar allí la pareja ideal para sus vidas. La dependencia en los astros ha nublado sus mentes para seleccionar sus parejas idóneas a sus vidas sentimentales.

5. EN EL MUNDO RELIGIOSO

También en el mundo religioso los astros celestes, las estrellas y el zodiaco han estado presentes. Estos aun hoy influencian y hasta determinan que hacer o no en muchas decisiones religiosas.

RECOMENDACIONES IMPORTANTES

De ninguna manera debemos dejarnos influenciar por los astrólogos, con consejos seductores y engañosos. "Así ha dicho Jehová: No aprendáis el camino de las naciones, ni tengáis temor de las señales del cielo, aunque las naciones las teman" (Jeremías 10:2).

El Señor Jesucristo conoce nuestro futuro, él nos ha revelado su plan por medio de su Palabra. Nos toca ser responsables en nuestra área de influencia en la sociedad. Para esto, debemos decidir inteligentemente y en dependencia de Dios, no de los astros o la suerte. Mas allá de tener una religión, el ser humano debe mantener una relación perfecta con Dios. Esto no se logra por medio de los astros; sino por medio de su infalible Palabra pina.

Sí, la Biblia da la orientación precisa para vivir de acuerdo al plan eficaz de Dios. Isaías 47:13 dice: "Te has agotado con tus muchos planes. Pues que se pongan de pie y te libren tus astrólogos, los que contemplan las estrellas y anuncian el comienzo de los meses, para pronosticar lo que vendrá sobre ti".

Aunque no conozcamos en detalle cada aspecto de nuestras vidas, Dios nos tiene algo mejor. Por ejemplo, una enfermedad muchas veces nos ayuda a buscar la sanidad integral, sin la ayuda astral. Una crisis no pronosticada por los astrólogos es una manera de ajustamos al amoroso plan del Señor. Entonces, cualquiera que sea el área: Deportes, trabajo, hogar, romance o religión, Dios tiene un propósito para el hombre. ¿Desea conocer su futuro? Lea y estudie la Biblia; y disfrute de la vida sin consultar el horóscopo.

Somos creación de Dios, hechos con una exclusiva personalidad, únicos para planear sin manipuleos de engañadores. La "nueva era" no esta en determinado signo; sino en Dios que conoce nuestro destino. El futuro es halagador para todo creyente obediente a Dios; no así para el que confía en las estrellas.

¿Por que los Periódicos Publican Horóscopos?

Los diarios y periódicos alrededor de todo el mundo publican horóscopos porque hay mucha gente que los quiere leer. Y la gente lee los horóscopos porque ellas creen que la mayor parte de sus vidas están controladas por fuerzas externas. Ellas leen los horóscopos buscando consejos y guía.

Los creyentes no debemos buscar ni consejos ni guía en los horóscopos porque el único que tiene control sobre lo que pasa es Dios. Solo él conoce el futuro.

Si nosotros necesitamos consejo o ayuda podemos hacer tres cosas:

1. Leer la Biblia
2. Hablar con gente sabia (Proverbios 13:20)
3. Pedirle a Dios sabiduría (Santiago 1:5)

Si usted está preocupado por el futuro, la mejor cosa que puede hacer es orar y decirle a Dios acerca de sus preocupaciones. Pídale a él que le cuide y le proteja, y crea con fe que él lo hará.

"Por nada estéis afanosos; mas bien presentad vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias" Filipenses 4:6.

El pueblo de Dios no será ni... "mago, ni exorcista, ni apino, ni hechicero, ni encantador, ni quien pregunte a los espíritus, ni espiritista, ni quien consulte a los muertos" Deuteronomio 18:10-11.




Compartir Compartir:

Entradas Similares Interesantes:
 

Copyright 2008-2015 All Rights Reserved | Portal Evangélico Sitio de Esperanza | Derechos Reservados