Qué decimos al decir Feliz Navidad?

¿Qué significa “Feliz Navidad”? El término Navidad proviene del latín "Nativitas" y significa Nacimiento. La costumbre hizo un apócope de natividad y adoptó “Navidad”. Realmente, la palabra Navidad, en este tiempo, es un buen pretexto para divertirse, hacer negocios, vacacionar y, en la mayor parte de las veces, para pecar.

El enemigo de Dios y del hombre ha usado esta fecha, esta palabra y esta celebración para distraer al hombre del significado profundo que tiene el nacimiento más notable que haya ocurrido en toda la humanidad desde que el mundo fue creado: el Nacimiento de Dios, hecho carne, sobre la tierra.

Feliz Navidad! es la expresión que ha llegado hasta el tercer milenio con un significado unívoco, ya que se refiere al acontecimiento que marca en la historia humana el punto de inflexión, entre un antes y un después. Distintas culturas han marcado su calendario a partir de un determinado acontecimiento y llevan la contabilidad de su tiempo con dicha referencia, pero todos han aceptado el hecho de que hace más de 2000 años, se produjo el acontecimiento definitorio de la división del tiempo en dos momentos: Antes de Cristo y Después de Cristo.

Feliz Navidad!! es un saludo, expresión de un deseo: quiero que seas feliz de verdad. Porque no deseamos felicidades a la Navidad, sino a la persona que felicitamos.

Y recordamos el motivo que realiza la felicidad que le deseamos: deseo que experimentes la felicidad de encontrar a Cristo.

Este feliz nacimiento, es también un anuncio: Cristo Jesús nació para darte vida, haz que nazca en tu corazón. Al decir Feliz Navidad deseamos que la felicidad de tener a Cristo sea un motivo de gran gozo.

¿Has abierto tu corazón para que el Señor Jesús nazca allí y la luz de Dios se revele en tu alma? Tu Navidad en este año puede ser la Navidad más maravillosa que hayas conocido. Si recibes el regalo de Dios, que es Cristo mismo, en tu corazón, esta celebración tendrá un significado incomparable. Recibe al Señor Jesús en tu corazón y entonces tendrás paz con Dios y paz interior. ¡Y eso si que es digno de celebrarse!
Compartir Compartir:

Entradas Similares Interesantes:
 

Copyright 2012 All Rights Reserved | Portal Evangélico Tiempo de Esperanza | Derechos Reservados