¿Qué haré con Jesús?

Son muchas las ocasiones en nuestra vida que, frente a situaciones que se nos presentan, o problemas que enfrentamos, nos hacemos la pregunta: ¿Qué hacer?, pues de una decisión depende todo.

Alrededor de la tercera década de nuestra Era, Pilato, el gobernador de Judea, se encontró frente a Jesús, el Hijo de Dios. No encontrando causa en Él para juzgarle –pues como hombre era perfecto-, pero siendo acosado por los principales sacerdotes y ancianos de la Ley, y amonestado por su esposa diciéndole "no tengas nada que ver con este justo", su pregunta fue: ¿Qué haré de Jesús? Y turbado y desorientado terminó lavándose las manos, exonerándose, supuestamente, de la sangre de este justo, como él mismo confesó (Mateo 27:24).

Hoy, en el Siglo XXI, con certeza de que Jesús es el Hijo de Dios, surge en muchos de nosotros la misma pregunta: ¿Qué hacer con Jesús?

La Biblia nos guía en siete cosas que podemos hacer:

1- Oírlo
Lucas 9:35 – "Y vino una voz desde la nube, que decía: Este es mi Hijo amado; a él oíd."

2- Creerle.
Hechos 16:31- "Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa."

3- Confesarlo.
Romanos 10:9-10 – "…que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación."

4- Obedecerlo.
Juan 5:14 –"Después le halló Jesús en el templo, y le dijo: Mira, has sido sanado; no peques más, para que no te venga alguna cosa peor."

5- Seguirlo.
Lucas 9:23 –"Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame."

6- Testificarlo.
Hechos 1:8- pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.

7- Esperarlo.
1 Tes. 1:10 - y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera.

Versículos relacionados:

Apocalipsis 3:20 - He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.
Apocalipsis 22:20 -El que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo en breve. Amén; sí, ven, Señor Jesús.
Compartir Compartir:

Entradas Similares Interesantes:
 

Copyright 2008-2015 All Rights Reserved | Portal Evangélico Sitio de Esperanza | Derechos Reservados